• 1

Este texto resume un debate suscitados durante la celebración de un Shibari Salón en el Kinky Club, … planteamos a los asistentes la pregunta ¿Por qué haces shibari? … y a partir de ahí realizamos un ejercicio de auto análisis y puesta en común de nuestras experiencias, vivencias  y sensaciones. Ahora lo compartimos públicamente, se trata de un documento para el debate y cualquier aportación que queráis hacer será bien recibida

¿Por qué hacemos shibari?

¿Qué nos llamó a adentrarnos en él por primera vez? ¿Por qué decidimos continuar?

Sea cual sea la respuesta, ninguna es correcta y ninguna es errónea… sino que cada una de ellas será válida para cada uno de nosotros… Sin embargo, lo importante es que exista una

A continuación unos ejemplos no excluyentes, que nos sirven como punto de partida para cuestionarnos a nosotros mismos

  • Encontré una foto y quise sentir lo que estaba sintiendo esa persona!
  • Cada vez que veo a X atar, pienso que me encantaría hacer lo que hace
  • Me atrae esta forma de vivir la sexualidad y me gustaría probar
  • Me pone mucho pensar en que me aten… o en atar
  • Quiero que me ate X… o atar a X

El arte erótico del bondage japones tiene la capacidad de cautivar a quién lo observa, ves una foto, o un vídeo, y te inunda una oleada de belleza placentera. Y claro, apetece incorporarlo al baúl de prácticas sexuales personales.y ahora viene la gran cuestión

¿cómo hago para aprender shibari sin tener que ir a Japón o arruinarme en el intento?

Esta es una pregunta que en algún que otro momento nos planteamos todos los que lo disfrutamos de este arte erótico. En este artículo plasmaré mi opinión personal, formada a partir de mis propias experiencias y conocimiento de "la escena", tanto en España como en el resto del mundo.

Dejo claro antes de empezar que, no considero que la enseñanza del shibari deba basarse éxclusivamente en una serie de formas y figuras. Que si, son importantes, pero no fundamentales. El mejor takate lo hará una máquina, cien por cien precisión y limpieza en la ejecución, pero cero emoción. Y es que, son las emociones, los sentimientos, y las sensaciones lo que caracteriza al shibari / kinbaku.

Este texto hace referencia ÚNICAMENTE a las cuerdas para la práctica del bondage japonés.

Hay bastante literatura en internet sobre cuales son las cuerdas más apropiadas para las distintas prácticas de bondage, y sobre cómo tratarlas. Algunos de estos textos son auténticas barbaridades, cosas escritas desde la ignorancia con vete tu a saber qué propósito. Otros pecan de adanismo celebrando la invención de lo que otros ya probaron y desecharon con anterioridad

También es cierto, que las cosas cambian, evolucionan los materiales, las técnicas, los mercados y el acceso a los mismos. Creo que es la tercera vez que repaso este texto, más o menos cada 3 años lo reescribo y adapto añadiendo lo que aprendí por el camino

Estoy escribiendo esta versión en el año 2015, y en España casi toda la escena shibari utiliza yute, algunos cáñamo, de cuando en cuando se ve algo de coco ... hace 10 años, en España el cáñamo era lo más común, el yute era difícil de conseguir, del coco y el arroz sólo sabíamos por ilustraciones en libros.

Pero si miramos películas japonesas de los años 80, vernos como se utilizaban incluso gruesas cuerdas de algodón blanco.

Un más que interesante recurso, tanto para personas atadas como para quienes las atan.

Es la cuarta edición de la Guía Para Modelos de Cuerdas, y para esta ocasión ha sido completamente revisada,  para sea más concisa y fácil de leer. Además de estar profusamente ilustrada con fotografías tomadas expresamente para esta edición.

Como gran novedad, destacar que cuenta con una versión en ingles y otra en castellano, y que si, la traducción es mejorable, por eso los autores estarán encantados de contar con la ayuda y colaboración de quien quiera ofrecérsela.

Puedes descargar la guía (formato pdf) desde la web de Clover en este enlace

Traducción al castellano del texto excrito por Redsabbath y publicado originalmente en Kinbaku Today

Al plasmar por escrito mis pensamientos sobre este tema, mi memoria se remonta al año 2011, cuando, después de asistir por primera vez al London Festival of the Art of Japanese Rope Bondage, quedamos tan impresionados por la troupe japonesa del Ichi Nawa Kai que decidimos experimentar atando con un kimono

Recuerdo claramente que, a pesar de contar con una gran experiencia practicando shibari, sobre todo desnuda, mis sensaciones eran increíblemente nuevas.

De inmediato, empecé a descubrir el potencial, y eso que soy una mujer occidental, que nunca podrá convertirse en japonesa. Descubrí cómo el acto de ser despojada paulatinamente (del kimono) afectaba a mis reacciones de una manera diferente.

Por su origen remoto, lo complejo de su idioma y también en parte, por algunos errores interpretando y traduciendo términos a lenguas romanji se viene dando una cierta confusión en torno al término ICHINAWA

Hace un par de años empezó a utilizarse para referirse a las técnicas de bondage japonés en las que se utilizaba una única cuerda ... así ICHI significando UNA y NAWA significando CUERDA ... todo encaja ...

Ahora bien, resulta que en japonés se emplean diferentes tipos de numeral dependiendo de la naturaleza, o apariencia de los objetos a enumerar. Y así nos encontramos con que para referirse a cosas finas y alargadas, como una cuerda o un vaso de tubo, se emplea el numeral IPPON (uno) ... con lo que la forma correcta de referirse a las técnicas en las que se emplea una única cuerda sería IPPONAWA (一本縄)

El documento original es obra de 紫護縄びんご (Shigonawa Bingo)

Se basa en las normas de cortesía del periodo Edo y las lleva a la práctica del shibari en la actualidad. Con la traducción al castellano he procurado adaptarlo a las expresiones y giros de nuestro idioma, manteniendo, en lo posible, el apego a las expresiones e imaginería del texto original

Cada día es más obvio que el bondage y el shibari se están poniendo de moda. Esto hace que tanto modelos como fotógrafos quieran hacer sets fotográficos sobre este tema. Encuentro lícito que todo el mundo intente, de una manera u otra, jugar con cuerdas, probar sensaciones y experimentar las ataduras. Lo que no me parece lógico (y sí sumamente peligroso) es que las personas neófitas en el shibari se atrevan a hacer suspensiones ya que esto conlleva una gran responsabilidad y riesgo

Texto escrito por Peter Slemrian, y traducido al castellano por pauleska, en el que incide sobre la resposbilidad que recae sobre la figura del atador

Shibari/Kinbaku como Ritual: Protocolo para Espectadores y Atados

Copyright 2011 por camelia Tsubaki. Todos los derechos reservados. Reproducido aquí con expreso permiso de su autora. Prohibida su reproducción total o parcial en cualquier otro medio sin autorización. Adaptación del texto a las formas y expresiones propias del nawakai Gijón

El Shibari/Kinbaku tiene como reminiscencia las artes de la guerra (Hojojutsu) y la tradición de clanes, shogunes y samurais. Que se regían por un código de honor del guerrero (Bushido). Es de entender entonces, que también haya surgido un código ético del Shibari/Kinbaku y se haya convertido en un "código de honor" entre sus practicantes. Este código de honor se basa primordialmente en respeto, las buenas costumbres, y el sentido común. Pareciera ser que no deberí­a ser necesario el difundir normas tan básicas y comunes de respeto. Sin embargo, hace tiempo vengo notando que si bien este tipo de información deberí­a ser considerada básica y ampliamente conocida, no es del todo así

comparte si te parece interesante